La Unión consigue tres meses más de seguro médico y pagos de indemnización estructurados para los trabajadores de los talleres bajo el IWA y División A en un arbitraje histórico

El Presidente de HTC, Rich Maroko, con el abogado externo Joseph Farelli durante la audiencia de arbitraje el 1° de septiembre de 2020.

11 de septiembre de 2020 6:20 PM

El Presidente Maroko de HTC anunció que la Unión ha obtenido dos victorias importantes en una decisión histórica de arbitraje que se emitió esta mañana. Esta decisión aplica a aproximadamente 28,000 trabajadores representados por HTC en las talleres bajo el IWA y División A.

La decisión del árbitro consta de dos partes:

Parte 1 de la decisión: Prolongación de tres meses del seguro médico

La decisión del árbitro requiere que los patronos sujetos al IWA y División A paguen una prolongación adicional de tres meses de cobertura de seguro médico para los empleados que todavía están cesantes como resultado de la pandemia. A esos trabajadores ahora se les garantiza el seguro médico hasta fines de 2020.

Parte 2 de la decisión: “Pagos puente” suplementarios de indemnización

La mayoría de los empleados de esos mismos talleres bajo el IWA y División A (que tendrían derecho a una indemnización en caso que el taller cerrara permanentemente) pronto tendrán derecho a paga adicional semanalmente para suplementar sus beneficios de desempleo como una serie de pagos de indemnización estructurados. Los trabajadores recibirán estos cheques semanales, o "pagos puente", que compensarán la diferencia entre los beneficios de desempleo y sus salarios semanales regulares hasta que (1) se les recontrate o (2) se les pague un monto en pagos puente que sea igual al monto de la indemnización que de otro modo recibirían si su hotel cerrara permanentemente. Estos pagos no afectarán los derechos de recontratación de los empleados.

Negociaciones y arbitraje

Como explicó el Presidente Maroko, “Las dos preocupaciones más urgentes que tienen nuestros miembros que están cesantes son el acceso al seguro médico y tener suficientes ingresos para sobrevivir si los subsidios federales de desempleo se reducen o terminan por completo. Hoy pudimos abordar ambos asuntos."

La Unión reanudó las negociaciones sobre estos asuntos con la industria hace varias semanas. El Presidente Maroko informó que, si bien esas negociaciones fueron productivas, la industria no pudo resolver los problemas del seguro médico continuado y los ingresos adicionales a satisfacción de la Unión. Por lo tanto, la Unión llevó el caso a arbitraje.

El arbitraje, en particular, la primera audiencia no realizada a distancia y en persona desde que comenzó la pandemia, se llevó a cabo en el auditorio Gertrude Lane de la Unión, el 1° de septiembre de 2020. El Presidente Maroko, quien también es abogado que cursó sus estudios en una universidad Ivy League y que anteriormente se desempeñó como Asesor Jurídico General de la Unión durante casi 20 años, presentó el caso, conjuntamente con el asesor jurídico externo de la Unión, Joseph Farelli, y las Asesoras Jurídicas Generales de la Unión Amy Bokerman y Alyssa Tramposch.

Durante el arbitraje, HTC presentó con éxito un argumento contractual para prolongar el seguro médico hasta fin de año para más de 28,000 trabajadores representados por HTC que trabajan en los talleres bajo el IWA y División A.

Los argumentos de ambos lados

Con respecto al seguro médico, la Unión se basó en disposiciones contractuales que la Unión había negociado a lo largo del tiempo para proteger la solvencia del fondo de salud y ciertos laudos de arbitraje no del todo claros que fueron interpretados para argumentar que los hoteles estaban obligados a pagar cuotas para reforzar el fondo de salud. El árbitro finalmente acordó y otorgó tres meses adicionales de seguro médico para los meses de octubre, noviembre y diciembre. Esta no es una hazaña insignificante, puesto que el costo mensual de proporcionar los beneficios es de poco menos de $50 millones.

Normalmente, ni los contratos de IWA ni de División A requieren que los patronos paguen por el seguro médico de los empleados que no están trabajando. Pero el poder de HTC y la solidez de nuestro lenguaje contractual le dieron a la Unión las herramientas que necesitaba para conseguir un total de ocho meses adicionales de cobertura de seguro médico durante esta pandemia a través de negociación y arbitraje, por un total que asciende a casi $350 millones.

El argumento de la Unión con respecto a los ingresos suplementarios se centró en las disposiciones de indemnización de los contratos. Estas disposiciones prevén una indemnización por despido en caso de cierres o despidos permanentes. La industria argumentó que las disposiciones de indemnización no aplicaban en el contexto de las cesantías causadas por el efecto de la pandemia en la industria.

Específicamente, ellos argumentaron que la indemnización solo es pagadera para cierres "permanentes" y despidos "permanentes", y que normalmente no se aplica en casos de cesantías resultantes por la falta de ocupación, como es el caso ahora, que los viajeros se quedan en casa por miedo de contraer el COVID-19.

También argumentaron que, incluso si se exigiera una indemnización, no debería pagarse hasta que se acaben los beneficios de desempleo, lo que, para la mayoría, no es probable que ocurra hasta la primavera del próximo año, gracias a las prolongaciones federales y estatales de los beneficios de desempleo.

La Unión respondió que había negociado una indemnización específicamente para amortiguar el impacto de las cesantías a largo plazo, y que los trabajadores necesitaban desesperadamente ingresos adicionales ahora,  más dado que los suplementos federales a los beneficios de desempleo están terminando además de tenerse la incertidumbre de que haya alguna acción por parte del Congreso para prolongarlos.

En última instancia, el árbitro acordó que se debería pagar una indemnización incluso si los hoteles no estuvieran cerrados “permanentemente” y que el pago no podía esperar hasta la próxima primavera. Por lo tanto, el árbitro ordenó que los hoteles deben realizar una serie de pagos de indemnización estructurados que comiencen a más tardar el 1° de octubre en forma de "pagos puente" semanales. Estos pagos puente terminarán cuando un empleado sea (1) llamado a trabajar nuevamente o (2) el monto total de los pagos puente realizados a un empleado coincida con el monto total al que este tendría derecho como indemnización por despido si el hotel hubiera cerrado permanentemente.

HTC también consiguió pagos de indemnización para los empleados cesantes para compensar los ingresos que perdieron durante la pandemia.

Sin ayuda del Senado Republicano y la Casa Blanca

Ha sido obvio durante meses que el Senado de los Estados Unidos controlado por los Republicanos no tenía la intención de aprobar un verdadero proyecto de ley de ayuda para ayudar a los millones de trabajadores que están sin trabajo debido a la pandemia y la respuesta federal inepta a ella, a pesar de que la Cámara de Representantes controlada por los Demócratas actuó rápidamente cuando aprobó la Ley HEROES en mayo, que habría prolongado beneficios de desempleo mejorados hasta el 31 de enero de 2021.

Pagos puente de indemnización

Los trabajadores cubiertos por el IWA o por el Acuerdo de Negociación Colectiva (CBA) de la División A que de otro modo tendrían derecho a una indemnización por despido si su hotel cerrara podrán utilizar este "banco" de pagos de indemnización para cobrar cheques semanales, llamados "pagos puente", para suplementar sus beneficios de desempleo. Este "pago puente" semanal se deducirá del "banco de pagos de indemnización" total del empleado. Esto significa que mientras más años de servicio tenga un empleado en un hotel, mayor será su “banco de pagos de indemnización”. Una vez que un empleado recibe su asignación completa de pagos puente por el monto total de su "banco de pagos de indemnización", los pagos puente se terminan.

Cómo calcular su "banco de pagos de indemnización" total

Para la mayoría de los empleados, la indemnización se calcula multiplicando su tarifa regular por hora por el número de horas trabajadas al día, multiplicado por 4 días y luego multiplicado por los años de servicio (suponiendo que el empleado haya estado empleado durante al menos seis meses antes de ser despedido bajo el IWA o al menos 1 año bajo el CBA de la División A). Para los empleados que reciben propinas, la indemnización se calcula a la tarifa de día de beneficio contractual de dos veces su tarifa regular por hora. Para los empleados bajo el CBA de la División A con más de 5 años de servicio, el multiplicador es de 5 días por año de servicio en lugar de 4 días por año de servicio.

Entonces, por ejemplo, un encargado de habitaciones cesante que trabajó en un hotel bajo el IWA durante 10 años calcularía su banco de pagos de indemnización multiplicando su tarifa diaria por 4 y luego multiplicando ese monto por sus años de servicio de la siguiente manera:

$34.87 (tarifa por hora) x 7 (horas al día) x 4 (días por año de servicio) x 10 (años de servicio) = un banco de pagos de indemnización total de $9,763.60

Nota importante: Si a un empleado se le ha pagado una indemnización en el pasado del hotel donde trabaja actualmente, este no recibirá indemnización por cada año de servicio en el hotel, sino solo a partir de la fecha en que recibió la indemnización original.

Por ejemplo, si un mesero del Oak Room del Hotel Plaza ha trabajado en el Plaza durante 35 años y recibió una indemnización por 25 años de servicio en 2010, actualmente solo tiene derecho a 10 años de indemnización (35 años en total menos los 25 años pagados).

Otra nota: sus años de servicio deben redondearse al trimestre más cercano.

Cómo calcular sus "pagos puente"

Desde el 1° de octubre de 2020 hasta el 1° de enero de 2021, los pagos puente a los trabajadores que están cesantes serán la diferencia entre los beneficios de desempleo recibidos, incluido cualquier suplemento federal, y el monto que un empleado normalmente ganaría durante su tiempo libre con goce de sueldo (es decir, a su tarifa de día de beneficio).

Entonces, por ejemplo, un encargado de habitaciones que normalmente gana $1,220 a la semana y recibe $804 a la semana en beneficios de desempleo ($504 en beneficios regulares de desempleo y otros $300 en suplementos federales) recibiría pagos puente semanales de hasta $416 durante su cesantía, siempre y cuando tuviera suficiente en su banco de pagos de indemnización.

El 1° de enero de 2021, el límite de los pagos puente aumentará otros $443 a la semana, lo que equivaldrá aproximadamente al monto mensual necesario para que un empleado compre una cobertura médica familiar continuada bajo COBRA.

A medida que se efectúa cada pago puente semanal, se reducirá el banco de pagos de indemnización de un empleado en ese monto. Una vez que se agote el banco total de pagos de indemnización, se terminarán los pagos puente. Si un hotel vuelve a abrir y luego vuelve a cerrar en el futuro, el monto pagado a un empleado como indemnización en pagos puente se deducirá del banco total de pagos de indemnización de ese empleado.

El 1° de junio de 2021, que es la fecha en la que es probable que se terminen los beneficios de desempleo prolongados, los trabajadores que aún estén cesantes pueden optar por (1) continuar recibiendo los pagos puente semanales o (2) recibir un pago de suma global de lo que quede en su banco de pagos de indemnización.

Los pagos puente no afectan sus beneficios de desempleo

Según el Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York, dicha indemnización estructurada no afectará la elegibilidad continua para los beneficios del seguro de desempleo ni los montos de beneficios, siempre que el primer pago de la indemnización se realice más de 30 días después del último día de trabajo del empleado. Esto se debe a que se trata de un pago estructurado de indemnización y no de salarios. Siempre que usted esté listo, dispuesto y pueda ser recontratado para trabajar, estos pagos de indemnización simplemente no afectarán los beneficios de desempleo. Sin embargo, si por alguna razón usted prefiere que no se le paguen los pagos puente o no recibir el aumento de los pagos puente que entrará en vigencia en enero, puede rechazarlo.

Laudo de arbitraje no se aplica a los talleres que ya hayan pagado indemnizaciones a los empleados durante la pandemia o que decidan pagarlas en un pago de suma global. Tampoco se aplica a los talleres con contratos que no sean el IWA o el CBA de la División A, incluidos, entre otros, los talleres, clubes y casinos bajo el GRIWA.

Los pagos de indemnización de suma global
no afectan su derecho a ser recontratado

Tenga en cuenta que, incluso si se le paga el monto total al que tendría derecho cuando finalicen los pagos de indemnización y los pagos puente, usted aún tiene derecho a que lo recontraten cuando se restablezca el negocio: eso solo significa que ya no recibirá más pagos puente.

Si tiene alguna pregunta sobre la aplicabilidad del laudo de arbitraje en su caso específico o en el caso de su hotel en general, o si tiene preguntas sobre los cálculos, puede llamar al (212)-245-8100 y seleccionar la Opción #1 para dejar un mensaje para su representante de la Unión.